Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok

21 de abril de 2024

AlfaNoticias.co

El Poder De La Radio

Retrasar la transición energética le costaría a Colombia 88.000 millones de dólares

El ritmo de la transición energética en Colombia es objeto de numerosos debates. En comparación con países europeos o del «Norte Global», Colombia contribuye con tan solo el 0.6 % de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a nivel mundial. Debido a estas cifras, algunos argumentan que el país no tiene las mismas responsabilidades que otros y no debe descarbonizarse al mismo ritmo que ellos.

Hace unas semanas, la exministra de Agricultura, Cecilia López, cuestionó el discurso del presidente Gustavo Petro en diversos foros internacionales. Argumentó que en Colombia, la prioridad debería estar en abordar la pobreza y la desigualdad antes que enfocarse exclusivamente en el control de las emisiones. Además, mencionó que los compromisos y enfoques para países en vías de desarrollo como Colombia deberían ser distintos en este tema.

Hasta el momento, en el país no se ha presentado un plan concreto para llevar a cabo la transición energética, ni se han establecido fechas específicas para dejar de explotar combustibles fósiles como el carbón, petróleo o gas natural. Un reciente informe elaborado por la compañía WTW y el Centro Regional de Finanzas Sostenibles de la Universidad de los Andes ofrece algunas indicaciones sobre preguntas clave que el Gobierno, bancos, empresas y otras instituciones deberían considerar para abordar este interrogante.

Con el fin de contribuir a la discusión, los investigadores llevaron a cabo un análisis del posible impacto que tendría una transición hacia una economía baja en carbono, lo que significa reducir gradualmente la dependencia de los combustibles fósiles. Para evaluar este impacto, se enfocaron en el riesgo de transición climática en Colombia.

Según Matt Huxham, director de Análisis de la Transición Climática de WTW y uno de los autores del informe, el término «riesgo de transición» o «riesgo de transición climática» proviene del ámbito financiero. Se refiere a la pregunta de cuánto disminuirá (o aumentará) el valor de los bonos o acciones en un escenario de descarbonización acelerada en comparación con el presente. Sin embargo, este mismo principio también se aplica a otros aspectos como impuestos, balanza comercial y empleo.

En un escenario en el que los países se orienten hacia las energías renovables de manera más acelerada, reduciendo el consumo y la compra de petróleo, Ecopetrol podría enfrentar un riesgo debido a la disminución de sus ganancias futuras.

El informe realizado por los investigadores analizó más ampliamente los posibles riesgos que enfrentaría Colombia, teniendo en cuenta las tendencias de transición energética en el resto del mundo. El mensaje clave es que, sin importar la decisión que tome el país con respecto a la velocidad de su transición, no actuará en aislamiento. Los acontecimientos que ocurran en otros países inevitablemente tendrán efectos en Colombia.

En caso de que el Gobierno u otros responsables de la toma de decisiones ignoren esta situación, el país podría enfrentar altos riesgos económicos y sociales. Para identificar posibles riesgos, los investigadores propusieron dos escenarios en su análisis: uno en el que el mundo atraviesa una transición más lenta y presenta mayores emisiones globales (escenario BAU), y otro en el que se cumplen plenamente los compromisos climáticos y se evita un aumento preocupante de la temperatura mundial (escenario WB2C).

Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok