Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok

19 de julio de 2024

AlfaNoticias.co

El Poder De La Radio

Animalistas piden trasladar a Yoko, otro chimpancé en bioparque Ukumarí

La semana pasada, dos chimpancés llamados Pancho y Chita fueron sacrificados tras escapar del bioparque Ukumarí en Pereira. Este incidente causó indignación y diversas reacciones en las redes sociales, aunque las autoridades afirmaron que las muertes ocurrieron siguiendo un protocolo para evitar riesgos a las personas.

Aún no se ha determinado la causa exacta de la escapatoria de los chimpancés. La directora del bioparque, Sandra Correa, explicó que están investigando los hechos, pero descartó que se debiera a una falla en la infraestructura del lugar, señalando más bien la posibilidad de un error humano.

El Proyecto Gran Simio (PGS) está solicitando formalmente que se gestione la liberación de Yoko, el otro chimpancé que aún se encuentra en el bioparque. La asociación expresó que estos animales son seres sociales que necesitan interactuar tanto con otros de su especie como con humanos, y que la soledad les causa depresión y un alto nivel de estrés. En una carta dirigida al presidente Gustavo Petro, el PGS hizo esta petición.

El Proyecto Gran Simio ha solicitado el traslado de Yoko al santuario de Sorocaba, en São Paulo, administrado por Pedro Ynterian, secretario general del PGS. El santuario asumiría los costos del traslado, mientras que el bioparque Ukumarí debería proporcionar un guacal para transportar al chimpancé.

Este proceso está siendo gestionado en Colombia por el abogado animalista Luis Domingo Gómez Maldonado. Además, Gómez es el abogado que interpuso una demanda para anular la resolución del Ministerio de Ambiente que declara al hipopótamo como una especie invasora, emitida el 25 de marzo de 2022.

Es relevante destacar que después de la escapatoria de los dos chimpancés la semana pasada, el Bioparque Ukumarí siguió un protocolo previamente establecido para el manejo de animales considerados de alta peligrosidad, como felinos grandes, osos de anteojos, caimanes, hipopótamos, avestruces y chimpancés. En situaciones que implican animales de alta peligrosidad, como explicó Luz Rodríguez, médica veterinaria de fauna silvestre de la Universidad CES, el uso de armas de fuego se puede considerar como una opción, dependiendo de la situación y si hay una vida humana en riesgo.

Un problema subyacente en el caso de los chimpancés es el tráfico ilegal de fauna, según varios expertos. La mayoría de los chimpancés en Colombia provienen de actividades ilegales, como ser animales de circo o ser traídos al país por narcotraficantes, como fue el caso de Pacho, quien fue donado sin autorización al Zoológico Matecaña por los Hermanos Gasca, quienes enfrentaron sanciones por maltrato y crueldad hacia él.

Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok