Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok

12 de abril de 2024

AlfaNoticias.co

El Poder De La Radio

El colombiano Santiago Madriñán gana premio internacional por conservación

¿Botánico, jardinero o ambos? Santiago Madriñán Restrepo encontró su camino hacia la botánica de manera gradual y pausada. Todo comenzó cuando exploraba el laboratorio de ciencias en un rincón del Gimnasio Moderno, que contenía microscopios, viveros y acuarios, despertando su curiosidad. A lo largo del tiempo, elaboró herbarios durante sus años escolares y compartió su pasión por las flores, hojas y ramas con su abuela Emilia Umaña, quien también tenía fascinación por la naturaleza.

Hoy en día, Santiago Madriñán Restrepo recibe el premio Marsh 2023 en la categoría de Conservación Internacional de Plantas, otorgado por la Fundación Marsh y operado por el Global Botanic Garden International (BGCI). Gran parte de su tiempo laboral lo dedica al Jardín Botánico de Cartagena Guillermo Piñeres, ubicado en Turbaco, a quince kilómetros de la ciudad de Cartagena.

Su colega Kenneth Feeley, de la Universidad de Miami, elogia la destacada trayectoria académica de Santiago Madriñán como profesor de Botánica, investigador y director del Laboratorio de Botánica y Sistemática que él mismo estableció en la Universidad de los Andes. También destaca su actual posición como director del Jardín Botánico de Cartagena. Feeley destaca que desde el año 2015, Madriñán ha trabajado de manera altruista para revitalizar la misión científica y educativa del Jardín Botánico de Cartagena, una institución privada sin fines de lucro fundada hace 45 años. En este período, ha logrado restablecer su papel protagónico como centro de investigación y educación para la conservación de la biodiversidad del Caribe colombiano, desempeñándose como director ad honorem.

Durante el pregrado en Biología fue monitor de varias clases, siempre situando a la botánica en un lugar privilegiado. Se queja porque siente que esta disciplina ha sido la cenicienta en universidades y museos, pero como también su vida está llena de retos, ha dedicado su docencia, investigación y ratos libres a sembrar y cosechar lo que representa en la vida planetaria.

Inició digitando a máquina de escribir etiquetas del herbario del desaparecido Instituto Nacional de los Recursos Naturales (Inderena). Empezó a indagar sobre las orquídeas del género Catasetum, “unas plantas que cambian de sexo; pueden ser estaminadas o pistiladas”, explica, enseñando que “las plantas no son como los animales; uno no debe decir planta masculina o femenina”. En el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en la Isla Barro Colorado, en Panamá, donde estuvo becado para una estancia que duró seis meses, profundizó en los mecanismos de cambio de sexo de esas plantas al lado de estudiantes de varios lugares del mundo que adelantaban sus estudios de doctorado y se entusiasmó.

Madriñán ha sido autor de más de 50 artículos científicos y ha recibido cientos de citas por su trabajo. Además, ha publicado varios libros, entre ellos destaca su obra maestra: «Nikolaus Joseph Jacquin’s American Plants». En este libro, relata el itinerario de Jacquin, quien fue director del Jardín Botánico de Viena y rector de la Universidad de la capital austriaca. Jacquin estuvo en Cartagena en 1758, recolectando especies de plantas y animales, incluso antes que José Celestino Mutis.

Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok