Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok

22 de febrero de 2024

AlfaNoticias.co

El Poder De La Radio

LOS RIESGOS DE LA SOBREHIDRATACIÓN

Beber los 8 vasos de agua al día es una recomendación general que a menudo se menciona como una pauta para mantener una hidratación adecuada. Aunque la cantidad de agua que una persona necesita puede variar según factores individuales como el clima, la actividad física y la salud, aquí se explican algunas razones por las que se considera importante beber suficiente agua:

• Hidratación esencial: El agua es esencial para la vida. Cumple una serie de funciones vitales en el cuerpo humano, como transportar nutrientes y oxígeno a las células, eliminar productos de desecho, regular la temperatura corporal y mantener la función de los órganos.

• Salud renal: El consumo adecuado de agua ayuda a mantener la función renal normal. Los riñones filtran los desechos y el exceso de sustancias del cuerpo y los eliminan a través de la orina. La falta de hidratación adecuada puede aumentar el riesgo de formación de cálculos renales y otros problemas renales.

• Digestión y absorción de nutrientes: El agua es necesaria para la digestión adecuada de los alimentos y la absorción de nutrientes en el tracto gastrointestinal. Ayuda a mantener las mucosas húmedas y facilita el movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo.

• Función cerebral: La hidratación adecuada es importante para mantener un funcionamiento cerebral óptimo. La deshidratación leve puede provocar fatiga, dificultades de concentración y disminución del rendimiento cognitivo.

• Piel saludable: La hidratación adecuada también puede mejorar la apariencia de la piel, manteniéndola suave, elástica y con un aspecto saludable. La falta de agua puede llevar a la sequedad y al envejecimiento prematuro de la piel.

• Control de peso: Beber agua antes de las comidas puede ayudar a controlar el apetito y reducir la ingesta calórica total, lo que puede ser beneficioso para quienes buscan mantener o perder peso.

• Regulación de la temperatura corporal: El sudor es la forma en que el cuerpo regula la temperatura. Cuando hace calor o se realiza ejercicio físico, se pierde agua a través del sudor. Reponer esta pérdida de líquidos es crucial para evitar el golpe de calor y otros problemas relacionados con la temperatura corporal.

• Prevención de problemas de salud: Beber suficiente agua también puede ayudar a prevenir problemas de salud como estreñimiento, infecciones del tracto urinario y cálculos biliares.

Es importante tener en cuenta que las necesidades de hidratación pueden variar de una persona a otra, y la recomendación de «8 vasos de agua al día» es una guía general. La clave es escuchar a tu cuerpo y beber agua cuando tengas sed, además de adaptar tu ingesta de agua según tu nivel de actividad y las condiciones ambientales.

Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok