Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok

20 de febrero de 2024

AlfaNoticias.co

El Poder De La Radio

El Cuidado de la tiroides

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Esta glándula es parte del sistema endocrino y juega un papel vital en la regulación del metabolismo del cuerpo, controlando la velocidad a la que las células definitivamente los alimentos en energía.

Las principales funciones de la tiroides incluyen la producción y liberación de hormonas tiroideas, principalmente triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), que son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo. Estas hormonas tiroideas se liberan a casi todos los tejidos del cuerpo y son esenciales para el desarrollo y crecimiento normal, el control del metabolismo, la regulación de la temperatura corporal y el mantenimiento de la energía.

¿Cuáles son la causa que lo produce?:

La tiroiditis es causada por un ataque a la tiroides, causando inflamación y daño a las células de la tiroides. Los anticuerpos que atacan la tiroides causan la mayoría de los tipos de tiroiditis. Como tal, la tiroiditis suele ser una enfermedad autoinmune, como la diabetes juvenil (tipo 1) y la artritis reumatoide. No se sabe por qué ciertas personas producen anticuerpos antitiroideos, aunque esto tiende a ser hereditario.

Entre otra causa está el flúor, puede convertirse en un disruptor endocrino, ya que afecta a la tiroides. En concreto, al disminuir el yodo en el cuerpo. La tiroides, sin yodo, no puede funcionar.

La tiroiditis también puede ser causada por infecciones por virus o una bacteria, que también puede causar inflamación en la glándula. Algunos medicamentos como el interferón y la amiodarona también pueden dañar las células tiroideas y causar tiroiditis.

Algunos problemas comunes asociados con la tiroides incluyen:

• Hipertiroidismo: Es una condición en la que la tiroides produce un exceso de hormonas tiroideas, lo que acelera el metabolismo. Los síntomas pueden incluir pérdida de peso, aumento de la frecuencia cardíaca, nerviosismo, sudoración excesiva y dificultad para dormir.

• Hipotiroidismo: Es lo opuesto al hipertiroidismo, y ocurre cuando la tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas, lo que ralentiza el metabolismo. Los síntomas pueden incluir fatiga, aumento de peso, sensación de frío, secuela en la piel y estreñimiento.

• Nódulos tiroideos: A veces, pueden desarrollarse bultos o nódulos en la tiroides. La mayoría de ellos son benignos, pero en algunos casos pueden ser malignos, por lo que se requiere una evaluación médica adecuada para determinar su naturaleza.

• Tiroiditis: Es la inflamación de la tiroides, que puede ser causada por diversas razones, incluyendo infecciones, problemas autoinmunes o factores desconocidos.

El diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la tiroides suelen ser realizados por médicos endocrinólogos. Si alguien sospecha que tiene algún problema relacionado con la tiroides, es importante buscar atención médica para obtener un diagnóstico adecuado y el tratamiento necesario.

Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp
Tiktok